Historia

Enoturismo María Manuela nace de la ilusión de una hija y su marido por recuperar lo que un día fueron las tierras que la han visto nacer. Su nombre hace referencia a dos grandes mujeres que las trabajaron durante decenios, su madre María y su abuela Manuela y, de esta forma, dejar constancia de que las mujeres siempre fueron un pilar fundamental en el trabajo y la conservación del rural.

Con esta tierra heredada crearon una plantación de uva albariño, aprovechando que se

enmarcaban en la D.O. Rías Baixas, y seis acogedoras cabañas en dónde alojarse, todas ellas con chimenea, terraza y jacuzzi, bautizadas con nombres de árboles que se encuentran en la carballeira que las contempla.

Y así fue como aunando su pasión por el vino y por el turismo convirtieron Enoturismo María manuela en un lugar mágico en dónde desconectar del frenetismo de la vida actual y reconectar con la naturaleza.

Historia

Enoturismo María Manuela nace de la ilusión de una hija y su marido pro recuperar lo que un día fueron las tierras que la han visto nacer. Su nombre hace referencia a dos grandes mujeres que las trabajaron durante decenios, su madre María y su abuela Manuela y, de esta forma, dejar constancia de que las mujeres siempre fueron un pilar fundamental en el trabajo y la conservación del rural.

Con esta tierra heredada crearon una plantación de uva albariño, aprovechando que se enmarcaban en la D.O. Rías Baixas, y a seis acogedoras cabañas en dónde alojarse, todas ellas con chimenea, terraza y jacuzzi, bautizadas con nombres de árboles que se encuentran en la carballeira que las contempla.

Y así fue como aunando su pasión por el vino y por el turismo convirtieron Enoturismo María manuela en un lugar mágico en dónde desconectar del frenetismo de la vida actual y reconectar con la naturaleza.

Conócenos

Nuestras cabañas tienen una historia detrás que las hace especiales y es que salvaron una carballeira de ser cortada. En Galicia año tras año se produce la pérdida de numerosos bosques autóctonos de gran valor ambiental y cultural y nosotros no nos podíamos permitir ese destino para nuestra carballeira.

Las carballeiras, el bosque típico de Galicia son sin duda lugares mágicos. Las formas que trazan las ramas de los carballos, sus hojas que van cambiado de color con cada estación hasta quedar completamente desnudos en invierno cautivan y enamoran a quien pasea por ellas.

Por eso nos surge la idea de la construcción de las cabañas para que aquella gente

como nosotros, apasionados por la naturaleza pudieran disfrutar de la libertad que ésta nos aporta, apreciar el silencio sólo interrumpido por el sonido del viento, de la lluvia o el canto de la lechuza por la noche.

María y Manuela las dos mujeres que inspiraron este proyecto nos contaban que las carballeiras eran lugares de reunión de eventos importantes, de comidas campestres, de bailes y celebraciones por eso pensamos que esta era una manera fantástica de aportar valor añadido a nuestros bosques.

Seguro que si nuestros carballos pudiesen hablar nos darían las gracias por salvarlos y contribuir así a la conservación de la naturaleza.

Conócenos

Nuestras cabañas tienen una historia detrás que las hace especiales y es que salvaron una carballeira de ser cortada. En Galicia año tras año se produce la pérdida de numerosos bosques autóctonos de gran valor ambiental y cultural y nosotros no nos podíamos permitir ese destino para nuestra carballeira.

Las carballeiras, el bosque típico de Galicia son sin duda lugares mágicos. Las formas que trazan las ramas de los carballos, sus hojas que van cambiado de color con cada estación hasta quedar completamente desnudos en invierno cautivan y enamoran a quien pasea por ellas.

Por eso nos surge la idea de la construcción de las cabañas para que aquella gente como nosotros, apasionados por la naturaleza pudieran disfrutar de la libertad que ésta nos aporta, apreciar el silencio sólo interrumpido por el sonido del viento, de la lluvia o el canto de la lechuza por la noche.

María y Manuela las dos mujeres que inspiraron este proyecto nos contaban que las carballeiras eran lugares de reunión de eventos importantes, de comidas campestres, de bailes y celebraciones por eso pensamos que esta era una manera fantástica de aportar valor añadido a nuestros bosques.

Seguro que si nuestros carballos pudiesen hablar nos darían las gracias por salvarlos y contribuir así a la conservación de la naturaleza.